Remeras para hombre: Agregá personalidad a tu look 

Remeras para hombre: Agregá personalidad a tu look 

La diversidad de estilos, colores y formas y texturas en telas de las prendas para caballeros es cada vez mayor, pero no es necesario renovar el placard todo el tiempo para lucir impecables. 

La clave está en identificar qué combinación de atuendo y qué pieza no puede faltar. Una de ellas, sin duda es la remera para hombre.

Animate a sorprender a todos con tus looks. Las remeras para hombre pueden acompañarte durante un largo tiempo, sin importar la estación del año o tu estilo personal ellas se verán muy bien. 

También podés combinar esta pieza básica para asistir a cualquier evento, desde un ambiente informal hasta algo un poco más formal. Ya sea que prefieras jeans rasgados o un traje formal, acá te mostramos las formas de vestir elegante con una remera esta temporada.

En primer lugar queremos decirte que existe una amplia variedad de opciones y estilos de ropa para hombre para probar y cada uno demostrará, de cierto modo, la personalidad de quien se atreve a usarlo. 

Pero más allá de diseños y estampados específicos, al momento de combinar prendas, entre ellas la remera para hombre, los colores van a resultar determinantes.

Por ello, es de suma importancia conocer algunas recomendaciones para explorar nuevos looks sin caer en outfits en extremo aburridos o, por el contrario, al límite de lo extravagante.

Cómo combinar tu remera favorita

  • Look urbano: el look urbano varía según la edad y el estilo de la persona. Si sos de los que eligen una vestimenta casual sin sacrificar el estilo, lo ideal es usar prendas de color beige, gris y mostaza. 

  • Estos son colores que se pueden unir e intercambiar a gusto sin la preocupación de estar cometiendo errores. Podés incluso darle un toque un tanto más formal optando por un look elegante deportivo, complementando tu remera con una campera de vestir. 


    Es una prenda que, si la mezclás con otras más formales, ayuda a lograr un estilo único. Si en cambio querés ir por algo más informal, las remeras solas son lo que necesitás. Con una buena tela, un lindo tono y un jean, no hay mucho más que sumar a este look. 


    1. Look clásico: para el hombre actual lo ideal para salir de paseo un fin de semana o para una salida nocturna es el look clásico. Este nunca falla en momentos de esparcimiento y para sentirte cómodo en reuniones de trabajo. 

    Podés usar un jean y combinarlo con una camisa en tonos blancos, grises y azules. También llevar una remera blanca de algodón con jeans oscuros harán la diferencia. 

    Look con un toque llamativo: si lo que preferís es salir de lo clásico y tenés ganas de probar otro estilo, podés optar por alguno de estos tres colores: naranja, verde claro o azul marino. Las prendas de un tono básico como el blanco o el beige sirven de base para potenciar cualquiera de estos tres colores y darle más vida a tu outfit.


    Tip: no es pertinente combinar estos tres colores al mismo tiempo. Es preferible usar uno a la vez. Todo a su medida y a su tiempo. 

    Look versátil: si sos de los que les gusta vestirse bien sin gastar demasiado tiempo en ello, podés pensar outfits con algunas piezas que permiten improvisar un look rápido que siempre resulta bien. 

    Convertí tu remera en la mejor aliada

    Remera estampada y unicolor con abrigo: no podés equivocarte con una remera clásica o campera. Este es perfecto para las temporadas donde no hay mucho calor ni frío, el conjunto te ofrece una apariencia atemporal. 

    Combinalo con jeans o pantalones casuales, lentes de sol y listo.

    Remera y chaleco: dejá libre a tu estrella de rock interior con una camiseta blanca y un chaleco negro. Ya sea una campera de cuero o algo colorido, estas son opciones para un atuendo fresco sin usar demasiada indumentaria de hombre.

    No tengas miedo de experimentar. Una remera para hombre te permitirá experimentar con cosas nuevas. Lucí fresco y combinado llevando una camiseta con tonos pasteles en los meses más calurosos. 

    Por supuesto, las remeras con cuello redondo y los tonos blancos o negros son las prendas clásicas que no deben faltar en tu placard.